Inicio
 
ECONOMÍA CULTURAL PARA EMPRENDEDORES perspectivas
 

CONTENIDO

-- PALABRAS PRELIMINARES.

-- CARACTERIZACIÓN DE LA ECONOMÍA CULTURAL Y EL SECTOR CULTURAL EN MÉXICO. ATISBOS DE UN PROBLEMA DE ESTUDIO.

-- REFORMA DEL ESTADO Y CULTURA.

-- EMPRENDEDORES CULTURALES: UNA OPORTUNIDAD TODAVÍA NO APROVECHADA EN MÉXICO.

-- EL ÁMBITO DE LAS EMPRESAS CULTURALES Y LAS POLÍTICAS PÚBLICAS DE CULTURA.

-- ESTADÍSTICAS E INDICADORES PARA LA ECONOMÍA DE LA CULTURA EN MÉXICO.

-- CRUZANDO EL ESPEJO. PÚBLICOS Y CONSUMIDORES.

-- LAS FORMAS DE ORGANIZACIÓN DE LOS EMPRENDEDORES CULTURALES. Not. David F. Dávila Gómez.

-- MAPEO Y RUTAS DE LAS EMPRESAS CULTURALES.

-- 1990-2010. DOS PROYECTOS INCONCLUSOS DE LA INDUSTRIA CULTURAL CINEMATOGRÁFICA MEXICANA. POPULAR VERSUS NEOLIBERAL. VEINTE AÑOS DE POLÍTICA Y ECONOMÍA CINEMATOGRÁFICA.

-- PARA SUBIR EL TELÓN. LA CADENA DE VALOR EN LAS ARTES ESCÉNICAS.

-- ¿DE QUÉ VIVE EL ESCRITOR MEXICANO?

-- CULTURA Y ESPECTÁCULO. EL CASO DE LA CORPORACIÓN INTERAMERICANA DE ENTRETENIMIENTO.

-- EMPRENDIMIENTOS EN ZONA FRONTERIZA (I) EL FESTIVAL TIJUANA INTERZONA: UNA EXPERIENCIA ORGANIZATIVA.

-- EMPRENDIMIENTOS EN ZONA FRONTERIZA (II) UNA EXPERIENCIA DE PROMOCIÓN CINEMATOGRÁFICA INDEPENDIENTE.

-- TURISMO CULTURAL. OPORTUNIDADES.

-- ¿ECONOMÍA Y CULTURA 0 ECONOMÍA CULTURAL?

-- ECONOMÍA Y CULTURA EN EL MUNDO: ANÁLISIS Y POLÍTICAS RECIENTES.

-- CULTURA Y DESARROLLO INTEGRAL. NUEVAS ESTRATEGIAS. VIEJOS IDEALES ... UNA EXPERIENCIA DESDE COLOMBIA.

-- ESPAÑA. EI VALOR ECONÓMICO DEL ESPAÑOL.


 

Plantear una suerte de historiografía de la economía y la empresa cultural, bien anima el espíritu emprendedor. Habremos de toparnos con un vasto universo. Una diversidad de ofertas, de circuitos productivos, de creación y consumos cuyo volumen y nobleza pueden ser aleccionadores en tiempos de enorme desempleo en el medio cultural.

Economía cultural para emprendedores. Perspectivas, reúne el empeño de un grupo de profesionales de diversas disciplinas, cuyos enfoques intentan una visión integral del valor económico de la cultura en el contexto de la realidad mexicana, a efecto de colocarlo a disposición de los emprendedores culturales. Dicho de otra forma, son atisbos que buscan sentar precedente para comprender la importancia de un sistema al que poca atención se le ha prestado en el país, pero cuyos aportes a la dinámica económica son palpables. Los que concurren a esta primera obra en su tipo, que por igual busca constituirse en una suerte de compendio útil para quienes desean emprender un negocio en tan vasto campo, tuvieron punto de coincidencia en la UAM-Xochimilco al conformarse el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura.

Como bien podremos apreciar a lo largo de esta obra, hoy en día son numerosas las familias que dependen del mercado cultural, tanto como ocurre en muchas naciones. Pero estas páginas también nos ofrecen la enorme estela de deudas y pendientes que se tiene con el conglomerado social. Cuando se pregunta por la relación entre fuentes de trabajo que el país demanda y la capacidad de la nación para generarlas, cada sector productivo tiene a mano un enorme pliego para responder a ello. Los que vivimos de la cultura y sobre todo los que aspiran a vivir de ella, deben apurar sus respuestas.

   
 
VENTAJAS COMPETITIVAS DEL DERECHO POSITIVO MEXICANO SOBRE EL DERECHO NORTEAMERICANO
 

CONTENIDOS

--DIFERENCIAS ENTRE EL DERECHO POSITIVO AMERICANO Y EL DERECHO DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.

--SUPREMACIA JUDICIAL EN EL DERECHO NORTEAMERICANO.

--SUPREMACIA DEL PODER EJECUTIVO EN EL SISTEMA JURIDICO MEXICANO.

--LOS PROFESIONALES DEL DERECHO EN AMBOS SISTEMAS

--INTERVENCION DEL ABOGADO Y JUEZ EN EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO.

--REGULACION DE LA APLICACION DEL DERECHO EXTRANJERO EN MEXICO.

--C O N C L U S I O N E S

--NOTAS

--B I B L I O G R A F I A

 

 

CONCLUSIONES

PRIMERA.-Resulta trascendental para este estudio, destacar la ventaja competitiva que por su sistema, costo y calidad como orden jurídico, tiene el Derecho Mexicano sobre el Norteamericano, baste recordar que afortunadamente en nuestro país los procesos de cualquier tipo son, en su porcentaje, infinitamente menores en cuanto a su número y sobre todo, menores en su costo como se ha venido mencionando dentro de este trabajo.

SEGUNDA.-Por lo que respecta al Derecho Notarial, encuentro una ventaja competitiva definitiva a favor del Derecho Positivo Mexicano, ya que, como es bien sabido, en Estados Unidos de Norteamérica no se conoce la figura del notario público como profesionista del derecho y mucho menos realizando las funciones que el Derecho Mexicano en su regulación le atribuye, lo cual a mi criterio, centraliza y simplifica en una forma notable, por ejemplo, los pasos a cubrir en un contrato de compraventa.

TERCERA.- Podemos destacar que en los Derechos positivos de ambos países, existe una distinción muy clara, ya que en el angloamericano no se busca la concepción misma del derecho y se aplica únicamente su Derecho en forma pragmática y no llegan a constituir lo que en el sistema latino conocemos como "Filosofía del Derecho". Esto contrasta con el sistema nuestro, ya que éste ve el fondo, es decir, la naturaleza de las normas y se preocupa por la epistemología jurídica cuando son aplicadas al caso concreto. Además nuestro Derecho positivo busca constituir lo que es la Ciencia del Derecho, utilizando a ésta misma como la solución de la convivencia pacífica entre los individuos y entre las naciones.

Para mayor abundamiento la certeza jurídica que brinda nuestro sistema es importante, ya que se da a través del Notario Público, el Corredor Público, Jueces y demás profesionales del derecho especializados, lo cual permite proporcionar a alguna operación realizada bajo su asesoría, la seguridad jurídica que no se encuentra en los contratos privados elaborados por los Attorney at Law del sistema angloamericano, ya que ellos redactan de acuerdo a sus conocimientos, pero no pueden lograr como en nuestro sistema jurídico que el contrato redactado sea un documento público que, para ser desvirtuado, requiere de sentencia ejecutoriada de autoridad judicial que así lo declare.

La ventaja competitiva es palpable también al mencionar que Japón después de estudiar las ventajas del sistema anglosajón y latino que les podría traer a su Derecho, decidió inclinarse por el romano germánico, ratificando en su Código Civil de 1984 que actualmente está vigente en dicho país, y su notariado es de tipo Latino en consecuencia.

CUARTA.- Se concluye que el derecho consuetudinario tiene una relación entre eficacia y vigencia diferente a la que existe en el derecho escrito; ya que, en este último, la efectividad sobreviene a posterior de la vigencia pues se trata de un derecho "puesto" que se cumple después de ser elaborado. En cambio el derecho consuetudinario es desde un principio "efectivo", pues mientras no se presenta como cumplido y aplicado no puede reconocerse su existencia como derecho.

Sin embargo, la costumbre siempre ha dado lugar a una incertidumbre por ser estrictamente casuística, razón por la cual nuestro sistema, es derecho escrito que permite prever un caso a futuro y de una manera general.

QUINTA.- Como se desprende de la lectura del trabajo, el problema práctico que se plantea en el Common Law y trata de resolverse es: ¿Cuáles son los elementos intrínsecos de validez y fuerza que los precedentes judiciales deben contener para determinar cuándo son obligatorios como fuentes formales de los principios jurídicos y cuándo no?. Sobre esto, se concluye que la fuente primordial está basada en la voluntad popular de los gobernados, es decir, el tipo de conciencia ordinaria, media y general. De suerte que el Juez en el sistema angloamericano debe consultar ante todo los usos y costumbres del promedio de las gentes cuyos actos jurídicos examina y resuelve, para de estos antecedentes fundamentales deducir las normas positivas que después fijan los precedentes judiciales que sucesivamente se vayan estableciendo; sin duda nuestro derecho positivo brinda mayor seguridad jurídica.

SEXTA.- En el sistema jurídico mexicano, para que un precedente tenga validez se realiza a través de la interpretación positiva en la cual el órgano competente determina el sentido de las normas jurídicas que tiene que aplicar a fin de proseguir el proceso de creación del derecho. La interpretación positiva juega así un papel definitivo en el procedimiento de creación del orden jurídico.

En tanto que la costumbre queda relegada en nuestro país a un segundo plano como lo establece el artículo diez del Código Civil al ordenar que contra la observancia de la Ley no puede alegarse desuso, costumbre o práctica en contrario. Asimismo, con relación a la insuficiencia, obscuridad y silencio de la Ley, deberá de remitirse el Juez a todas las normas que integran el derecho, ya que como dice el ilustre jurista Hans Kelsen "Las normas, en tanto tienen que ser aplicadas, requieren de una interpretación".

SEPTIMA.- El principio de seguridad que se da en nuestro sistema jurídico es importante en cuanto a la abrogación, derogación, reformas, modificaciones o adiciones que en su caso se tengan que realizar a las normas jurídicas, ya que, constitucionalmente se establecen las etapas del procedimiento legislativo para obtener cualquiera de los supuestos mencionados anteriormente en virtud de que nuestro derecho es escrito. Aun las ejecutorias que emite la Suprema Corte de Justicia de la Nación, son susceptibles de quedar abrogadas por una nueva jurisprudencia, por lo tanto, todo esto nos da ventaja ante el derecho angloamericano de poder adecuar la norma a la realidad social imperante en el momento histórico-social dominante, sin que por ello exista supremacía del Poder Judicial frente a los otros dos poderes.

OCTAVA.- Respecto a la estructura del Poder Judicial Mexicano, se concluye que aunque existen ciertas semejanzas con la estructura del Poder Judicial Norteamericano, ya que nuestra Constitución de 1824 y las siguientes se inspiraron en el modelo de la norteamericana, así como en el caso de las instancias para ejercitar las acciones, ello afortunadamente ha sido superado por nuestra realidad social y esto siempre ha redundado en la modificación de las normas jurídicas que hacen que ambos sistemas se hayan desenvuelto en forma diferente.

NOVENA.- En cuanto a la diferencia de la formación de los abogados en el sistema de los Estados Unidos, es relevante, porque no les proporcionan a los estudiantes una cultura general a nivel de licenciatura, ello lo dejan a la secundaria y preparatoria. En cambio, la formación del abogado en nuestro sistema es formal, siguiendo la tradición de las universidades latino-germanas. Asimismo, vemos que a los lawyers les es obligatorio en algunos estados de la Unión Americana pertenecer a asociaciones de abogados, en cambio en nuestro sistema es voluntario, lo cual es bueno si se tiende a la mejoría de la ética profesional, y se habla ya de una posible reforma a la Ley de Profesiones para hacer obligatoria la colegiación. Cabe destacar que en Estados Unidos debe hacerse un pago de derechos para poder ejercer la profesión de abogado en otro estado que no sea el suyo; en cambio, los abogados en nuestro sistema jurídico pueden ejercer la profesión en cualquier Entidad Federativa y sólo será requisito el registro de su cédula profesional en algunos Tribunales Federales en los que tengan que ejercitar acciones procesales. Además, existe una tendencia deformativa de práctica masiva de demandas en los Estados Unidos y esto provoca que los honorarios del abogado van siempre ligados a los que puede obtener para su cliente.

Asimismo se destaca la modernización de los planes y programas de estudio en las Instituciones de Educación Superior para formar nuevos profesionales del derecho y puedan enfrentar desafíos de técnicas jurídicas novedosas que se presentarán con relación al Tratado de Libre Comercio y, por ende, los despachos de abogados no deberán ser ya individualistas, sino más bien corporativos.

DECIMA.- El Juez en nuestro sistema jurídico es la persona designada por el Estado para administrar justicia, dotada de jurisdicción para decidir litigios y que además es fundamental destacar que las pruebas que se le presenten al juez mexicano se encuentran debidamente establecidas en los códigos de procedimientos correspondientes, situación que no se prevé en el Derecho Angloamericano, ya que las pruebas se convienen por parte de los abogados con antelación a su presentación con el juzgador, lo cual prolonga necesariamente los juicios y hace muy costoso el aparato administrativo del Poder Judicial, comparativamente a nuestro sistema judicial y más rápido aún cuando, como sabemos, no exento de corruptelas que deben erradicarse.

El costo de los servicios de asistencia jurídica es notablemente más bajo en nuestro país, por lo que tenemos ventaja competitiva superior y sobre todo aprovechable en comparación.

DECIMA PRIMERA.- Es importante concluir que las últimas reformas en materia de aplicación del derecho extranjero en nuestro país, prevén la opción de los contratantes para celebrar actos regidos por un derecho extranjero cuando así les convenga, pero destacando que dichas normas no sean contrarias al orden público.

DECIMA SEGUNDA.- Aún cuando nuestra Carta Magna no hace distinciones entre mexicanos y extranjeros para que se les otorguen las garantías individuales, existen preceptos específicos en otros ordenamientos legales de nuestro sistema jurídico que establecen claramente que por la falta de reciprocidad internacional, perjudicará a sus nacionales en los países en los que se fijen restricciones a los extranjeros.

DECIMA TERCERA.- Después de más de 7 años de vigencia del tratado, se puede llegar a la conclusión de que su aplicación ha sido positiva para México y para los otros dos países signantes. Las controversias que han surgido y que seguirán apareciendo con relación a su aplicación tienen un mecanismo arbitral que permite su solución al mediano plazo, sería recomendable que en materia Mercantil, Civil y Familiar se desarrollarán órganos de arbitraje que difundieran la Cultura Arbitral”, y para tal efecto, propongo que el Colegio de Notarios del Distrito Federal cree la reglamentación correspondiente, lo cual vendrían a aumentar las ventajas competitivas del Derecho Mexicano que hemos mencionado.

subir

   
  REVISTA MEXICANA DE DERECHO - Ejemplar No.4
 

CONTENIDO

-- INSTRUMENTO NOTARIAL.
Autor: Notario David F. Dávila Gómez.
SUMARIO: I. INTRODUCCIÓN. II. DEL INSTRUMENTO Y DEL DOCUMENTO EN GENERAL. III. DISTINCIÓN ENTRE ESCRITURA Y ACTA NOTARIAL. IV. TERMINOLOGÍA APROPIADA. V. LEGISLACIÓN DE LOS DEMÁS ESTADOS. VI. CONCLUSIONES.

-- ADJUDICACIONES Y VENTAS JUDICIALES.

-- LA RESPONSABILIDAD DEL NOTARIO.

-- LA RESPONSABILIDAD DEL NOTARIO.

-- RESPONSABILIDAD FISCAL DEL NOTARIO.

-- EL DIVORCIO Y LAS OBLIGACIONES PERSONALES.

-- COMENTARIOS A LA LEY DE CONCURSOS MERCANTILES.

-- LA INCONSTITUCIONALIDAD DE DIVERSOS ARTÍCULOS DEL REGLAMENTO DEL LIBRO QUINTO DEL CÓDIGO ADMINISTRATIVO DEL ESTADO DE MÉXICO.

 

I.INTRODUCCIÓN


En el Derecho Notarial, el tema del Instrumento Público reviste una gran importancia. Nos permite creer el contenido del mismo sin necesidad de haber participado en su creación, consignándose en estos hechos o actos jurídicos tendientes a crear, transmitir, modificar, extinguir situaciones jurídicas, o simples hechos materiales.


De la misma manera en que la gente cree en el contenido del instrumento público, desde el punto de vista jurídico constituye una presunción inris tantum, teniendo como cierto algún hecho  o acto asentado en él, hasta no demostrarse lo contrario poer la vía de la acción judicial.


Es muy conocido en nuestro derecho, el término Instrumento Notarial, y más aún, los doctrinarios al respecto consideran que todavía no esta agotado el tema como campo para investigación jurídica. Prueba de ello es el presente estudio, que si bien pretende ilustrarnos acerca de tan citado tema, busca además plantear nuevas ópticas a partir de las cuales podamos entender el INSTRUMENTO NOTARIAL.


En nuestro derecho, así con en el derecho extranjero, y sobre todo el de aquellos países con los que compartimos “familia” (tradición romana), se conoce la tradicional distinción entre el término Escritura y el de Acta. Todo esto apoyado por los autores que han abordado el tema, así como las precisiones que nuestro legislador decidió incluir en nuestra actual Ley del Notariado.

 

Inicio :: ¿Quiénes somos? :: Cartera de Servicios :: Publicaciones :: Para consulta :: Ligas de interés :: Ubicación

Desarrollado por Interartis S.A. de C.V. 2005